Inicio > Ensayos > Cantinflas debería vivir aún, o al menos su espíritu político

Cantinflas debería vivir aún, o al menos su espíritu político

Un personaje a veces tan admirado que cae en el olvido tácito de quién no es visitado nunca. Aunque muchos crecimos viendo la faceta emancipadora de sus caracteres, luchadores hasta el final contra la corrupción y la incomprensión, su legado pasa más como comicidad que como crítica política, cosa que desvaloriza la obra de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes.

Inició Cantinflas en el teatro, en lo que mexicanamente se llamaba carpa, lugares donde El Mimo como también era conocido Mario Moreno desarrolló su humor, conoció a su esposa (Valentina Ivanova) y acuñó el mayor de sus logros, el mote de Cantinflas.

La etimología de esta palabra sale del populacho; en uno de sus actos el cómico recién iniciado olvidó su línea y la repuso con una verborrea incoherente que no tenía pies ni cabeza, pero si una peculiar forma. Ante semejante payasada, un ofendido en el público le espetó: -¿En la cantina tú cuantas te inflas? Queriendo decirle que evidentemente tenía que tomarse algunos tragos en la cantina para hablar de tal modo. Nació el mote de Cantinflas ¿Cuántas tinflas?

Afiche teatral de Cantinflas en sus inicios, foto de Wikipedia

Luego de su gran aporte a la época de oro del cine mexicano y tras crear Posa Films en 1939, con la que produciría la mayoría de sus más de cincuenta películas y cortometrajes de origen mexicano, tuvo una participación en Hollywood, que lo colocó como uno de los comediantes más destacados de todos los tiempos; incluso Chaplin lo catalogó como el mejor comediante vivo, la crítica lo llamaba el Chaplin mexicano.

Este lapso de su carrera lo llevó a ganar un Globo de Oro (1957) al mejor actor de musical o comedia por su papel de Passepartout (Picaporte, en la versión en español), en la película La vuelta al mundo en ochenta días (1956) donde compartía roles con David Niven.  Hollywood lo premió con una estrella en el paseo de la fama; a pesar de que su éxito en EE.UU. no fuera tan contagioso como en Latino América, llegó a participar en otra película más, Pepe (1960) en la cual realizaba el protagónico. Cantinflas llegó lejos.

Estrella de Cantinflas en el Paseo de la Fama, foto de Wikipedia.

En las palabras de Cantinflas siempre reinó un mensaje social pero por demás humano. Estas eran las suertes del típico peladito con escasa instrucción contra el mundo avorazado; una suerte de héroe que se salía con la suya enredando a la autoridad corrupta, representando al pueblo mexicano y las clases bajas de la década de los veintes y treintas. En sus cintas la idea era presentar la posibilidad de un mundo más humano; el mismo Mario Moreno lo argumento: Yo quisiera para todos un mundo menos redondo, pero más humano y más justo, dijo Cantinflas en una entrevista en 1992, un año antes de su muerte.

¿Cómo obtener un mundo más humano sin la laboriosa necesidad de intervenir un lastre tan profundo y necesario en la sociedad como la política? Si sus películas estaban plasmadas de un componente social y búsqueda de la felicidad, también estaban plagadas de una crítica política inherente.

Mario Moreno tuvo una vida sindical activa, siendo el primer secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica de México y declarándose en contra del charrismo sindical; su posición de defensor de los desvalidos en el cine le daba valides a su discurso en la vida política real, la gente confiaba en su voz.

Recurrentes son sus discursos con atinados comentarios políticos y tendientes a establecer el respeto entre clases basado en valores y no en posesiones. A pesar de que el analfabetismo (recurrente en sus películas) es un mal que hoy día nos parece lejano, más que nunca se visibiliza la importancia de estos postulados, ya que aunque este fantasma está cada vez más lejos, la ignorancia de los pueblos Latino Americanos sigue permitiendo que en vez de pan se les dé bolillo, como  dijo Cantinflas en Si yo fuera diputado (1951); al fin Cantinflas y sus personajes solamente anhelaban un mejor futuro para sí mismos, tomar el control de sus vidas y ser felices.

Más allá de los problemas que denuncia el cine de Cantinflas en las localías, uno de los más memorables recuerdos es el discurso plasmado en Su Excelencia (1966), mediante el cual retrata la guerra fría a tal punto que algunos de los argumentos externados al capitalismo son aún vigentes; el tono burlesco en la elección de los nombres hipotéticos de los países presentes en la película es un detalle imborrable, Dolaronia en alusión a Estados Unidos y el poder económico, fiel representante del capitalismo en plena guerra fría y Pepeslavia, un juego de palabras por su película Pepe, en representación de los bloques comunistas de la época.

Incluso la República de los Cocos no deja de marcar la posibilidad de que este ficticio país sea precisamente Costa Rica o cualquier otro país centroamericano, nuevamente un juego de palabras para decir República Bananera, sin poder militar, económico o político. Hay un fragmento en este discurso que ilustra un evento reciente de la política costarricense, cuando Lopitos (Mario Moreno) se niega a dar su voto en la asamblea internacional pues él individualmente no quiere decidir por la mitad de la humanidad el modelo de desarrollo que no los representa, justo como aconteció en el referendo del TLC, un empate práctico; la vigencia de este discurso es impresionante, asusta.

El espíritu cantinflesco que mejoraría al mundo de poder entenderse abiertamente debería existir aún, ser abiertamente comprendido; aunque esto parezca  solo una construcción de sus personajes ficticios pero únicos, es un gran punto de partida en este mundo que infravaloriza al ser cuando ser no es ser, sino ceder ¿Cómo la ven chatos?

About these ads
  1. agosto 31, 2011 en 4:01 am

    Mae… me encantó el post… de verdad lo disfruté y aprendí muchas cosas nuevas. Cantinflas es un genio, porque sabía hacer reír de forma inteligente y porque además en su discurso permeaba el amor por el débil, la justicia social y el deseo de ser mejores, de trascender. Y ese discurso de su excelencia mae… es imposible oírlo sin que a uno se le salga una o dos o tres o cuatro… o más lágrimas. Un genio que vivirá para siempre en nuestras memorias, en la historia universal del cine, y por sobre todo, en la consciencia de cada ser humano que aspira a una humanidad más justa.

    Gracias Oscar, me encantó leer esta vara.

    • agosto 31, 2011 en 10:52 am

      Gracias Pablo. Hubiese sido una pena que Agosto se fuera sin aprovechar para empaparse de la trayectoria de este personaje, que en términos justos no era solo un actor sino un pensador verdadero de la justicia social. Me alegra que haya sido entretenida la lectura. No se trata solo del centenario de su nacimiento, sino de la vigencia de sus palabras.

  2. Armando Aguilar Gómez
    septiembre 1, 2011 en 12:07 pm

    ¡Qué güevos! Jajaja. Muchas gracias por el post. Catinflas es extraordinario (me rehúso a poner un “era” hablando de él). De verdad Chaplin dijo eso???? O.o Está increíble….

    • septiembre 1, 2011 en 6:40 pm

      Si Armando; Chaplin se llegó a enterar de la carrera de Cantinflas, incluso tuvo intenciones de hacer una película con él, pero nunca fue posible.
      Esto, y lo digo sacando cuentas rápidamente, tuvo que suceder en los inicios de la carrera de Cantinflas, ya que la carrera de Chaplin arrancó antes y por ende, terminó antes. A Cantinflas se le conocía como El mimo, por lo que compartía cierto humor corporal con Chaplin, mismo que se puede ver en sus bailes tan particulares. Gracias por leer.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.104 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: